10 claves para ser el mejor telemercaderista

El mercado de las ventas telefónicas se ha estado profesionalizando cada vez más con el surgimiento de empresas especializadas como Global Marketing Business.

Las comunicaciones evolucionan y lo mismo debe hacer el telemarketing a menos de que quieran encontrarse con teléfonos descolgados.

Hoy en día cuesta más trancar la bocina cuando nos llama ese “vendedor molesto”, la razón: esa persona está siendo amable, sabe lo que queremos o necesitamos y respeta nuestra decisión. Si estás pensando entrar al reñido mundo del telemercadeo debes conocer estas 10 claves que nunca te dejarán colgado.

Seguramente eres de los que cometen el típico error y dicen: trabajar en empresas de ventas telefónicas para hacer o recibir llamadas de clientes es sencillo. Pero como en cada cosa de la vida, va más allá de lo que vemos en la superficie. Si queremos ser el mejor en lo que hacemos debemos profundizar en el tema.

A continuación 10 características que tienen los profesionales del telermercadeo y que deberías seguir si quieres ser el mejor vendedor:

Ten tu mente abierta: Esto te permitirá ser positivo y desarrollar con efectividad tus capacidades de aprendizaje, recuerda que las ventas telefónicas no solo se trata de saber usar tu equipo de telefonía, establecer de manera acertada los procedimientos y scripts, también es de suma importancia que sepas responder las inquietude de tus clientes y no podrás hacerlo a menos que conozcas bien lo que vendes.

La paciencia es clave: Ser el mejor vendedor requiere que nos graduemos antes en recibir muchas negativas, y no todas de la manera más amable. Respira y aprende a mantener la calma, aprende a ver las groserías y las inconformidades como lo que son: gajes del oficio. Es aquí donde los buenos agentes se destacan del resto, porque apartan la visión errática de un cliente molesto para no dejar que sus emociones fluyan con las del cliente, buscar una solución a un problema requiere de una cabeza fría.

No es un monólogo: Escucha al cliente. Todos queremos ser escuchados y comprendidos, si no escuchas al cliente no podrás determinar su estado de ánimo, su disposición a escucharte como vendedor, su razonamiento y en fin sus necesidades, que es de lo que trata todo esto. Como vendedor estas ahí para satisfacer las necesidades del cliente, se supone eres la respuesta a eso que ha estado esperando y que tal vez ni él mismo sabía que lo esperaba, eso no va a pasar si estableces un monólogo en el que prácticamente le ordenas lo que quiere.

 

El cuerpo humano solo tiene de 3 a 4 gramos de hierro en el cuerpo: Así que si no eres un máquina no necesitas sonar como una. Las voces robotizadas son extrañas y lo es mucho más si viene de un humano. La cura: sé amable, y no es solo decir “Hola” y “Buenos días”, cuando decimos amable nos referimos a comprometidos, sé un amigo y un confidente para tu cliente, después de todo te va a confiar sus deseos e inquietudes, lo menos que puedes hacer es ser atento y cordial.


Despliega tu empatía:
Muchos nacen con un espectro empático mayor pero de esto necesitarás mucho si quieres ser el mejor vendedor telefónico. Ser empático significa comprender al otro, ponerse en los zapatos del otro, algo que no todos entienden pero que si tú comprendes serás para tu cliente algo más que un vendedor.

Desarrolla tus habilidades de comunicación: Muchas empresas de call center quieren parecer refinados, otros suenan demasiado casuales e íntimos, ya sea de uno u otro modo si no tienes una buena pronunciación y un manejo adecuado del lenguaje, dependiendo del tipo de cliente con el que estamos tratando, sonarás falso. En Valkyr, por ejemplo, se hace una investigación previa del mercado para establecer la estrategia de venta, esta empresa comprende que vender es un arte por lo que la venta se hará de forma especializada, si el cliente conoce el producto el agente no tendrá reparos en hablar con tecnicismos, si el cliente no conoce el producto el vendedor se expresará del modo más claro posible.


No todo está en el manual:
Como vendedor tratarás con todo tipo de público, por lo que a pesar de que sea buena idea conocer y seguir los lineamientos de la empresa debes comprender que no todas las situaciones van a ser iguales, aquí entra en juego no sólo tu conocimiento sino tu creatividad e ingenio para dar una solución rápida.

Sé sincero: Lo peor que puedes hacer como vendedor de call center es salir de un problema mintiendo, la desinformación no sólo es perjudicial para ti como vendedor sino también para el cliente y la empresa. Debes aceptar que de vez en cuando lidiarás con clientes complicados pero es ahí donde tus capacidades son más necesarias.


La apatía es tu peor enemiga:
Es muy simple, te gusta o no te gusta, si no te gusta lidiar con gente a diario es probable que los clientes sientan esa apatía en tu tono de voz y quieran colgar de inmediato, si no puedes tomarle amor a esta disciplina entonces este trabajo no es para ti. Si estás comprometido a mejorar serás más organizado y responsable, dos valores importantes en el call center porque deberás tomar notas, registrar la información y crear una rutina, además la responsabilidad es necesaria en cualquier empleo.

Usa tu instinto: Y por instinto nos referimos a nuestra propia psicología. Tratamos con personas cuya mayoría les molesta las llamadas de telemarketing, sonríe aunque el cliente no pueda verte, de esta manera estarás predispuesto a ofrecer un buen servicio y escucharás al cliente como si lo tuvieras frente a ti. Un buen vendedor de call center recurre a eso que lo une a la persona que está del otro lado de la línea: humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *